Hablemos sobre BrandCoaching

Publicado por en Feb 10, 2011 en Para Leer | 0 comentarios

Hablemos de Brand Coaching

Enrique Jurado, coach experto, es el fundador de la técnica conocida como Brand Coaching, la cual, según sus seguidores, ha revolucionado el sector de la orientación al unir de forma coherente a dos de sus áreas más apasionantes: Coaching y Marketing; por lo que el Brand Coaching estaría encontrando un lugar en las empresas y en las personas que desean hacer brillar “su marca”, utilizando una estrategia combinada de Marketing a través de las herramientas del Coaching. Nuestro miedo más profundo es reconocer que somos inconcebiblemente poderosos. No es nuestra oscuridad, sino nuestra luz lo que más nos atemoriza. Es preciso erradicar el temor frente a nuestros tesoros ocultos, ayudando y permitiendo con nuestro avance que otras personas hagan lo mismo.
El Brand Coaching nace por la necesidad de las personas y las empresas de desarrollar, reforzar o definir su imagen personal y profesional a la hora de presentarse frente a los demás. Constituye un nuevo concepto de hacer Marketing y Coaching. Suma los beneficios de ambas áreas, generando un Plan de Marketing/Acción construido a partir del máximo compromiso y potencial de la persona/empresa y su alineación con sus valores personales/organizacionales. Enseña cómo desarrollar su marca personal-empresarial y cómo hacerlo de forma práctica, maximizando así los recursos, para conseguir atraer sus objetivos con un menor esfuerzo.
El Marketing nos ayuda a fijar una marca. El objetivo es claro: dejar huella, aportar valores y propósito. Jugar a ser pequeño no sirve al mundo, pues no hay nada iluminador en el hecho de encogerse, y para no hacerlo, el Marketing ofrece herramientas útiles para lograr nuestros propósitos personales y/o profesionales. El poder llegar a la gente, adecuar el mensaje, planificar los actos y desarrollar una marca, son los mejores caminos para tener éxito en los proyectos; para cubrir estos aspectos una buena opción es el Marketing como herramienta.
El Coaching, por su lado, como proceso de auto exploración que ayuda a saber cuál es nuestro potencial, de donde viene nuestro comportamiento actual, y cómo poder variarlo para conseguir mejores resultados. En el Coaching aprendemos a entender e identificar cuáles son los valores y creencias que afectan las conductas, en función de eliminar todos los obstáculos que no nos permiten desarrollar correctamente los objetivos de vida, tanto personales como profesionales. El Coaching tiende un puente entre nuestra situación actual y nuestra situación deseada. A su vez, el Coach ejerce de guía y ayuda, conoce el terreno que se pisa y genera preguntas poderosas y desafiantes para ampliar el potencial de la persona.
La combinación acertada de ambas técnicas podría significar la diferencia entre una gestión exitosa y el fracaso. El Marketing y el Coaching son herramientas, sin embargo, pueden estar siendo desvirtuadas y mitificadas por la sociedad actual, se puede observar el uso de ambos términos como sinónimo de engaño, lo que mermaría la confianza en el uso de tales técnicas y también su aplicación. Pero como respuesta a una necesidad actual y como unión definitiva de ambas técnicas, nace el concepto de Brand Coaching. Suma los beneficios de ambas áreas, generando un Plan de Marketing/Acción construido a partir del máximo compromiso y potencial y su alineación con valores personales y/o profesionales; enseñando cómo desarrollar su marca y cómo hacerlo de forma práctica, maximizando así los recursos, para conseguir atraer sus objetivos con un menor esfuerzo.
Como personas, podemos poseer determinados valores y cierta seguridad en cada acción que realizamos, pero la realidad es que necesitamos aferrarnos a algo tangible para vencer nuestros miedos y fracasos, sobre todo cuando nos sentimos solos frente a la adversidad que enfrentamos en el exterior. El Brand Coaching contribuye a reforzar nuestros valores mientras va resquebrajando nuestros temores. El proceso se transforma entonces en algo conciso y transparente y la incertidumbre cede su espacio a la confianza.
La imagen es una herramienta básica a la hora de destacar y diferenciarse de los competidores, pero el reto estriba en saber armonizar nuestra imagen con lo que realmente somos. Por ello, una imagen definida, coherente e intencionada es percibida por los clientes de forma positiva, mientras que si no hay coherencia en todo nuestro ser la gente que nos rodea lo intuye. Ya sea para una relación profesional o personal, la imagen debe estar reforzada en todos los aspectos, al tiempo que debe ser coherente hasta el más mínimo detalle.
El reto está en saber cuál es la imagen que queremos mostrar a la gente que nos rodea, a nuestros clientes, y es en este punto donde las herramientas del coaching son esenciales para ayudarnos a identificar lo que realmente tenemos en nuestra mente pero no somos capaces de expresarlo. Una vez tenemos claro lo que queremos mostrar al resto del mundo, el diseño gráfico y la asesoría de imagen nos ayudan a renovar el concepto que la gente tiene sobre uno mismo o nuestra empresa. Incluso cuando estamos comenzando de cero nos puede ayudar a iniciar nuestra andadura con una imagen impactante que desprenda confianza a nuestros futuros clientes.
Para que resulte adecuado se requieren ciertos valores esenciales, como: compromiso y determinación, apertura para ser capaz de cuestionar las creencias y valores actuales de la organización o las personas, honestidad y autenticidad con uno mismo, capacidad y flexibilidad para adaptarse o crear los cambios necesarios, entender cómo nuestros objetivos afectan nuestros entornos, buscando beneficios intra-personales. La combinación acertada del coaching y el marketing dentro de un proceso de crecimiento personal, podría significar, según sus defensores, la diferencia entre una gestión personal-empresarial exitosa o una que fracase.
Cuando buscamos en el diccionario la palabra brand, nos encontramos que su significado es marca. Ahora imaginemos a Juan como un joven y brillante publicista que quiere ingresar en una gran compañía de publicidad, dentro de un medio altamente reñido y muy competitivo. No basta que haya tenido buenas referencias personales y laborales, no es suficiente que haya participado en propuestas de trabajo interesantes, no alcanzan sus éxitos académicos formales como estudiantes; ¿por qué?, porque como él, en condiciones equivalentes, se pueden encontrar por lo menos 9 aspirantes más. Entonces, Juan tiene que darle al empleador razones suficientes que lo diferencian de los demás aspirantes y por las cuales el seleccionador debería escogerlo a él y no a ninguno de los otros nueve aspirantes. Juan debe crear una necesidad de él mismo, en el seleccionador. Estas razones poderosas que individualizan a Juan del resto de los aspirantes, en todos los sentidos y aspectos para el caso que nos ocupa, constituyen su “marca personal”, su sello ineludible e individualizado que podría garantizar el logro de su aspiración y que habría alcanzado a través del brand coaching. Probablemente Juan tenga más desarrollado y mejor planteada su direccionalidad y la conciencia de sus propios recursos los cuales destaca y sobre los cuales insiste de mejor manera que otros aspirantes.
Combinación de marketing y coaching, plan de mercadeo de una imagen construida para divulgar, sobre la base de las herramientas e instrumentos del coaching. En el Brand Coaching, se parte de un diagnóstico que describe el estado actual a partir del cual, mediante un proceso de coaching, se construyen unos objetivos que describen un estado deseado que se plasma en un plan de acción o plan de marketing que señala un proceso o camino para alcanzar logros en términos de resultados reales y medibles.
Dentro de los beneficios del Brand Coaching podemos destacar que para las empresas aporta el establecimiento de una marca consolidada, posicionamiento claro, criterios efectivos de dirección y herramientas de marca y empresariales; para las personas, aporta direccionalidad, conciencia de los recursos y de las limitaciones propios, costo para el logro de los objetivos y tiempo para lograrlos. Toma del coaching todo el trabajo relacionado con escucha activa, acompañamiento, alianza, autodescubrimiento, visión, valores, creencias, comportamientos, cambio, identidad, capacidades, reencuadre, motivación, confianza y compromiso, entre otros; de allí sus coincidencias más que semejanzas. Finalmente, podría decirse, que se diferencia del coaching, básicamente, en la duración, la intensidad, la complejidad y la profundidad del proceso que se desarrolla.
REFERENCIAS
http://www.seniorm.com/el-brand-coaching-dinamizador-personal.html 28 de Marzo de 2009 Marianne Williamson
http://www.mycoach.es/2008/11/13/brand-coaching/
http://www.tudecides.com.mx/articulos-y-casos-de-estudio/marketing/brandcoaching-fusion-entre-marketing-y-desarrollo-personal.html Jueves 18 de Junio de 2009 06:59

Brand Coaching from Enrique Jurado Fernández

Deje un comentario sobre el tema