A propósito del encuentro educativo

Publicado por en Nov 15, 2015 en Blog | 0 comentarios

El encuentro educativo, debe estar contextualizado por eso resulta indispensable saber a quienes va dirigido, dónde, cuándo, durante cuánto tiempo se desarrollará y cuáles son sus alcances de acuerdo con lo establecido en el plan general del cual deriva ese encuentro.

     Qué se pretende que los participantes aprendan y para qué, nos permite construir el propósito de aprendizaje; como objetivo integrador, amplio y complejo que tiene incorporado otros aprendizajes más sencillos y que se relaciona con lo cognitivo o conceptual, lo afectivo o actitudinal y lo psicomotor o procedimental, (¿competencia?).

     El objetivo resulta fundamental y fija la dirección que debe llevar el encuentro educativo. Por ejemplo, el estudiante valora los elementos fundamentales de la cultura griega y destaca su importancia dentro de la civilización actual; podría ser un objetivo como el que describimos anteriormente pues para alcanzarlo hay que manejar desde la ubicación geográfica de Grecia, sus condiciones geográficas y su evolución histórica hasta juzgar los elementos esenciales del mundo griego presentes en la civilización actual, además se “mueve” en lo cognitivo, lo afectivo y lo psicomotor.

     El facilitador, a través de un proceso que describe el cómo, el cuándo, el dónde y el con qué resumido en la estrategia, despliega un conjunto de condiciones personales y profesionales en una secuencia para la mediación entre los participantes y el conocimiento, mediante la creación de una situación que resulte adecuada y atractiva y que permita propiciar la construcción del aprendizaje. Reforzando el querer aprender.

     Finalmente, debemos establecer los instrumentos, las técnicas, los procedimientos y las situaciones que nos permitirán juzgar si los aprendizajes propuestos fueron alcanzados por los participantes y cómo se alcanzaron, a través de la administración de un plan de evaluación previamente construido que asumimos como válido, pertinente y adecuado y consensuado por los participantes involucrados.

     Sólo se evalúan los aprendizajes. La evaluación se define en conjunto y en evaluación se negocia, se discute y se acuerda todo excepto el resultado final. Sin embargo, este resultado final se comunica y sobre el se conversa para el mejoramiento, la superación y el aprendizaje.

     Se recomienda, muy especialmente, que el facilitador elabore, para su uso personal, un guión donde tenga desarrollada toda su actuación en el marco de la secuencia incluida en el plan de encuentro educativo. El guión está estructurado desde la perspectiva del facilitador y describe su participación en la situación de aprendizaje y su desarrollo.

Deje un comentario sobre el tema