LO INDIVIDUAL Y LO COLECTIVO. LO PERSONAL Y LO SOCIAL

Publicado por en Nov 15, 2015 en Para Leer | 0 comentarios

Ninguna persona puede dar lo que no tiene. Hacemos como somos. Lo que hacemos, en calidad e intensidad, es inseparable de quienes y como somos. Hacemos como sabemos y podemos. Como aprendimos. Sólo podemos aportar lo que tenemos para dar. Actúo en función de mis valores, mis creencias, mis consideraciones éticas.

En el preámbulo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, se lee:

El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberana; con el fin supremo de refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna; promueva la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal e indivisible de los derechos humanos, la democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad

La concreción de esta propuesta de país, dentro de un mundo de paz, multicéntrico y pluripolar, resulta imposible sin la contribución activa, decidida y definitiva de cada uno de los individuos que habitamos en Venezuela. El entorno resulta inseparable de nuestras vidas, nos pertenece, está conectado con cada persona; por eso los procesos de revisión y reforma interior, de estudio y aprendizaje, nos permiten la clarificación necesaria y la concienciación ineludible sobre la realidad presente y por crearse y sobre el compromiso personal con esa construcción colectiva y su desarrollo posterior.

Deje un comentario sobre el tema